La pandemia de Covid-19 ha dejado secuelas no sólo en el aspecto de la salud, sino también en el medio ambiente, ya que los cubrebocas, guantes y demás aditamentos usados para la protección contra este virus están terminando en los mares y océanos.

La organización Clean Ocean Action alertó este miércoles sobre la cantidad de basura encontrada en las playas de Nueva Jersey.

Los voluntarios de esta organización encontraron entre la basura recolectada plásticos, envoltorios de comida y colillas de cigarro que contaminan las playas, pero también hallaron guantes y cubrebocas desechables durante el otoño.

Por estas condiciones, la organización llamó a desechar de manera correcta estos aditamentos para evitar la contaminación de playas.

“El equipo de protección personal salva vidas; si se desecha incorrectamente, mata la vida marina. La basura de los equipos de protección personal es un resultado grave de la pandemia y es 100% evitable. Usémoslo correctamente y desechémoslos adecuadamente en un bote de basura”, llamó Cindy Zipf, directora ejecutiva de la organización.

Alertan sobre consecuencias de desechar cubrebocas

La Organización de Naciones Unidas (ONU) advirtió en marzo pasado que basándose en los datos históricos, alrededor del 75% de los cubrebocas usados, así como otros residuos relacionados con la pandemia, acaban en vertederos o flotando en los mares.

Asimismo, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente calcula que el costo financiero de esta situación, en ámbitos como el turismo y la pesca, será de unos 40 mil millones de dólares.

El organismo indicó las posibles consecuencias para la salud pública derivados de los cubrebocas usados e infectados, así como la quema al aire libre o la incineración incontrolada de las mascarillas, que provocaría la liberación de toxinas en el medio ambiente y la transmisión secundaria de enfermedades a los seres humanos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.