Félix Salgado Macedonio, aspirante de Morena a la gubernatura de Guerrero, descartó que sus protestas sean un acto de intimidación al Instituto Nacional Electoral (INE) y aseguró que el honor del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) está en juego con la resolución de su candidatura a la gubernatura de Guerrero, la cual le fue retirada.

Ante las acusaciones de que las protestas son una intimidación al INE, Salgado Macedonio respondió que “de ninguna manera, nada de eso, aquí es conforme a derecho y yo tengo todo el derecho de manifestarme, de expresarme, ya solo faltaba que eso me quitaran”.

Antes de trasladarse del campamento instalado al exterior del INE al TEPJF, a donde llegó alrededor de las 9 de la mañana, el senador con licencia reiteró que no hay elementos para que le nieguen la restitución de su candidatura.

Acompañado de Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, ambos coincidieron en que no hay un plan B para el abanderado de este partido para la gubernatura de Guerrero, en caso de que el TEPJF no devuelva la candidatura.

Salgado Macedonio y Delgado se trasladaron en un autobús desde el exterior del INE al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, donde realizarán un nuevo pronunciamiento.

Ayer, Félix Salgado Macedonio aseguró que si no es candidato en el estado, el INE debe caer, ya que no hay ninguna razón por la que le puedan quitar la candidatura.

“Si no soy candidato en Guerrero ellos van a caer. El INE no responde ya a los ciudadanos; este INE debe ser cerrado por los ciudadanos y que se convierta (el edificio) en un hospital de tercer nivel y no se gasten los millones de pesos. No tienen autoridad moral”, dijo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.