Las prácticas de corrupción alrededor de la inversión en obra pública no deben volver a la administración municipal, afirmó Alfredo Ramírez Bedolla en reunión con agremiados a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Alfredo Ramírez subrayó que uno de los grandes avances logrados por el gobierno municipal que encabeza Raúl Morón Orozco es haber erradicado prácticas de corrupción en las que se derrochaba el recurso público, lo que impacta positivamente en las políticas públicas y el bienestar de la gente.

El presidente de la CMIC, Antonio Tinoco, y el ex presidente Antonio Maziel, coincidieron en que debe haber cero tolerancia a la corrupción en la administración pública, porque implica pérdida de recursos públicos y frena el desarrollo.

Añadieron que toda la tramitología es una pesada carga que contratistas y prestadores de servicios deben llevar a cuestas para sacar adelante los proyectos de inversión, además de que también abre ventanas a la corrupción.

Respecto a sus planteamientos, Ramírez Bedolla informó a los agremiados de CMIC que en el Congreso del Estado se encuentra en análisis su iniciativa de Ley de Gobierno Digital, que agilizaría la realización de trámites a través de Internet, y evitaría malas prácticas en la función pública.

Añadió también que con la nueva Ley Orgánica Municipal se aprobó también su reforma en materia de presupuesto participativo y directo, que son mecanismos de participación ciudadana que ayudarán también a la transparencia en los procesos de inversión, asignación y ejecución de obras públicas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.