La Secretaría de Educación Pública (SEP) reiteró que la apertura de todas las instituciones educativas públicas y privadas dependerá totalmente de la normativa sanitaria vigente.

Esto luego de que la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANFE–ANEP) señalara que el próximo 1 de marzo se reanudarían las clases presenciales en las escuelas privadas afiliadas.

La SEP deja en claro que regresar a las clases presenciales es responsabilidad exclusiva de las autoridades de salud federales y locales, las regulaciones relacionadas con el semáforo epidemiológico vigente así como de la Ley General de Salud.

La dependencia federal mencionó que, junto con las autoridades educativas locales, tienen la facultad de autorizar y reconocer la validez oficial de estudios en los planteles de Educación Básica de la Ciudad de México y de las entidades federativas, en su respectivo ámbito de competencia, de conformidad con la Ley General de Educación.

Asimismo, dijo que volver a los cursos presenciales sería

seguro, ordenado, gradual y cauto, siempre y cuando el semáforo epidemiológico esté en verde, y conforme lo determinen las autoridades locales.

Para retomar las actividades, también es necesario cumplir con las nueve intervenciones establecidas por las autoridades federales de salud y educación, que incluyen limpieza profunda de las instalaciones escolares; aplicación de filtros de responsabilidad sanitaria compartida; mantener una distancia saludable y usar cubrebocas, entre otras.

La SEP manifestó que mientras lo soliciten formalmente, recibirá y escuchará las solicitudes y planteamientos de las autoridades, asociaciones y los participantes de la educación que deseen comentar sobre este tema.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.