El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los empresarios mexicanos, como Germán Larrea y Carlos Slim, han apoyado al Gobierno pagando sus impuestos y sin necesidad de implementar el conocido “terrorismo fiscal“. Reconoció la labor de este sector para la inversión y la generación de empleos.

Sobre las deudas de las empresas de Ricardo Salinas Pliego con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el Presidente dijo no tener información porque es un asunto que atiende la dependencia, “pero todos están ayudando, todos están contribuyendo, nadie se niega a contribuir, a ayudar, también no hay persecución, no hay lo que antes se conocía como terrorismo fiscal, es convencer, es persuadir de que todos tenemos que contribuir”.

“Las grandes corporaciones están pagando sus impuestos”, comentó y adelantó que estos grandes empresarios le han comentado “¿cómo ayudamos? Pues hay dos maneras, una es inviertiendo y creando empleos; y otra es que paguen sus impuestos, que contribuyan”, contesta.

“Ya quien tiene una fundación y que además quiere ayudar, pues está bien. Lo más importante en un empresario es que invierta y lo segundo es que contribuya. La labor filantrópica ya es otra cosa, no está mal, pero toda esa labor corresponde al estado. El estado es e que tiene la obligación de garantizar el derecho a la salud, a la educación, a la felicidad”, dijo.

Recordó el caso de Carlos Slim, quien apoyó al Gobierno mexicano con la construcción de un un hospital, en el centro Banamex de la Ciudad de México, para albergar a personas enfermas de la COVID-19.

Sobre Germán Larrea explicó que el empresario minero estaba a punto de terminar un hospital en Juchitán, en el estado de Oaxaca, pero el Gobierno de México le llamó para informarle que debía entregarlo a la brevedad y como no había terminado, el Ejército mexicano terminó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.