Para el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, dos asesinatos al día es un asunto normal, por el cual no es necesario alarmar a la población ni mucho menos magnificar las cifras, aún cuando, acorde a un conteo interno de esta casa editorial, en los primeros cuatro días del mes de febrero ya son 20 los ejecutados.

“Uno o dos es normal, uno que fuera es doloroso pero eso de magnificar qué hay ocho, seis, (…) no se pongan a agarrar datos de otros municipios y con eso quieren andar magnificando las cosas”, acusó a reporteros que cuestionaron la estrategia de seguridad en el estado.

El mandatario estatal presumió que, gracias a la nueva estrategia de seguridad en las distintas regiones del estado, la incidencia en ejecuciones va a la baja en comparación al año pasado, pues el pasado mes de enero se reportaron 203 homicidios dolosos en Michoacán, cifra menor a los 250 de enero 2019.

Reiteró que el problema de los asesinatos en el estado tiene que ver con la venta y consumo de drogas, por lo que denunció que, debido al desinterés del Gobierno Federal para atender este tema desde una perspectiva de salud pública, el tema de inseguridad se ha ido agraviado en Michoacán.

No obstante, resaltó que las corporaciones de seguridad hacen todo lo que está en sus manos para contener a las células delincuenciales, tal es el caso de la captura de Juan Refugio “N”, alias El Barbas, presunto jefe de sicarios del Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL).

Aureoles Conejo se dijo confiado de que la nueva estrategia de seguridad “Operación Conjunta Michoacán” de buenos resultados y que los delitos de alto impacto y le tráfico de estupefacientes vaya a la baja en los próximos meses.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.