Varios agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) fueron baleados cuando acudían a una casa en Sunrise, Florida, a cumplir una orden judicial relacionada con un caso de explotación infantil.

Al menos dos agentes del FBI murieron, dijeron las autoridades al diario Miami Herald. Tras encerrarse en la casa durante varias horas, se cree que el presunto agresor se suicidó.

El tiroteo ocurrió alrededor de las 6:00 de la mañana. En el lugar, además de los agentes del FBI, había policías locales, algo rutinario durante el cumplimiento de órdenes judiciales.

El FBI buscaba confiscar la computadora y otras evidencias en la casa de un sospechoso.

La policía de Sunrise tuiteó, a las 9:04 horas locales, que la zona ya era segura pero que dado que continuaban las investigaciones, se pedía a los residentes no salir de sus casas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.