Decenas de zapatos rojos se colocaron al frente del Palacio de Gobierno en la avenida Francisco I. Madero de la ciudad de Morelia, esto como un grito de justicia luego de que se cumplieran cuatro meses de la primera audiencia en contra de Diego Urik “N” presunto asesino de Jessica González Villaseñor, una joven docente de 21 años que perdió la vida tras una hemorragia interna, producto de varios golpes en la cabeza.

A cuatro meses de que inició el caso en contra del joven de 18 años, familiares y amigos de Jessica tapizaron la avenida Francisco I. Madero con tu cara y su nombre, exigen a las autoridades que se resuelva el caso y se haga justicia por la muerte de Jessica.

Fotografía 📸: Contraluz

“Ni familia no perdona, mis amigas no perdonan, Morelia no me olvides”, se lee una manta desplegada en la fachada del Palacio de Gobierno.

En la primera audiencia del caso, el pasado 01 de octubre, el juez de control, Fernando Hernández afirmó que la Fiscalía y la defensa de Jessica González tendrían cuatro meses para conseguir los elementos necesarios para enjuiciar a Diego “N”, por lo que este lunes 01 de febrero debería llevar a cabo la última audiencia para enjuiciar al presunto feminicida.

Jessica González Villaseñor fue reportada como desaparecida el pasado 21 de septiembre de 2020, tras salir de su hogar en la calle Mártires de Plaza Morelia, al borde de las 17 horas; cuatro días después, el 25 de septiembre, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó del hallazgo del cuerpo de la joven docente en un predio al sur de la capital del estado.

Tras una investigación de los hechos, la FGE emitió una alerta de búsqueda a Diego Urik “N”, quien fuese señalado como principal sospechoso de su muerte y desaparición, el 30 de septiembre fue capturado en la ciudad de Cihuatlán en el estado de Jalisco, para comenzar su proceso penal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.