El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) encabezaron ayer la presentación del documento Recomendaciones para la atención de la pandemia por Covid-19 en México, que compila íntegramente los textos entregados por 38 especialistas de 29 diferentes instituciones que participaron el año pasado en el seminario Reflexiones sobre la respuesta de México ante la pandemia.

Las recomendaciones incluyen acciones a corto y mediano plazo, como mejorar los sistemas de información necesarios para realizar acciones de monitoreo de casos y contactos a distancia.

Además de detectar oportunamente los casos con datos de gravedad, en ausencia de acceso a laboratorio y gabinete, y reforzar los sitios de Atención Primaria de Salud con oxímetros.

Así mismo, llaman a desarrollar y difundir por escrito el Plan de Acción de Vacunas (PAV) COVID-19, y generar una amplia campaña de comunicación para la vacunación contra SARS-CoV-2.

También piden crear un comité o grupo de trabajo intersectorial para el desarrollo e implementación del Plan de Acción de Vacunas COVID-19 dirigido por la Secretaría de Salud y con participación de los distintos sectores de gobierno que deben estar involucrados.

Plantean la entrega de apoyos a personas en condiciones de mayor vulnerabilidad para evitar que tengan que salir de casa y haya mayor posibilidad de confinamiento.

Otra propuesta es facilitar trámites, evitar requisitos presenciales, dar acceso prioritario en horarios específicos.

Un punto extra es reforzar visitas de supervisión a residencias, hospitales y centros de reclusión, en particular para dar atención a la denuncia de violencia hacia las personas adultas mayores que tienden a ser invisibilizadas.

Piden considerar y atender el impacto de la pandemia en la salud mental, ya que el aislamiento social, las presiones económicas y la incertidumbre pueden tener graves consecuencias en la salud mental de la población.

Un punto más es aumentar el número de unidades de transporte público, así como distribuir permanentemente cubrebocas en este y vigilar su correcto uso durante los trayectos.

Llaman también a establecer normas regulatorias para los espacios públicos.

Y promover y supervisar el escalonamiento de horarios en centros de trabajo donde sea posible.

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) convocó a un grupo de trece instituciones, organizaciones y centros especializados en los temas de salud y de protección social y bienestar a realizar un ejercicio de reflexión y análisis, buscando generar recomendaciones cuyo único fin sea preservar la salud y el bienestar de la población.

Las organizaciones convocadas fueron la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y su Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS), la Academia Nacional de Medicina, la CEPAL, el Colegio de México, el Banco Mundial, FUNSALUD y cinco institutos nacionales de salud: Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, Instituto Nacional de Ciencias Medicas y Nutrición, Instituto Nacional de Cardiología, Instituto Nacional de Geriatría y Instituto Nacional de Psiquiatría.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.