El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, aseguró que el Gobierno del Estado contestó en tiempo y forma la recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sobre el caso Arantepacua, sin embargo, refirió que no existe una disculpa pública a la comunidad, toda vez que esta la culpa del enfrentamiento la tuvieron grupos delincuenciales ocultos en la zona.

“Esta idea de la disculpa pública tiene que estar muy bien sustentada porque sino es aceptar que el responsable de todo fue la corporación, cuando está demostrado que en la comunidad hay refugio de grupos delincuenciales y que estarían atrás de la provocación”, afirmó.

El jefe del ejecutivo estatal aseguró que es necesario investigar de fondo los hechos ocurridos el pasado 04 y 05 de abril de 2017, en donde al menos cuatro personas perdieron la vida, pues de lo contrario se estaría cometiendo un error al culpabilizar de lo ocurrido al Gobierno de Michoacán.

Ante la petición de este medio de comunicación por la contestación emitida a la CNDH, y sin respuesta puntual por parte de la Secretaría de Gobierno, más que un pedazo expuesto en una rueda de prensa, se desconoce el contenido de la respuesta por parte del Gobierno de Michoacán.

Según la recomendación 42VG/2020 de la CNDH, se le exige al Estado una reparación integral del daño colectivo e individual, así como una investigación y sanción penal a los responsables.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.