El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo descartó comprar vacunas contra COVID-19 ante la autorización de Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México para que se abra la venta de la dosis a particulares y gobiernos estatales, ya que dijo, ahora mismo es imposible conseguirla y hablar sobre una posibilidad sería igual a jugar con la esperanza de la gente.

Aureoles Conejo explicó que la vacuna está escasa, debido a que los laboratorios se saturaron por la alta demanda de países desarrollados y de acuerdo a información del gobernador de Guanajuato, quien estaba buscando comprar dosis, será imposible encontrar en el mundo antes de octubre, por lo que Michoacán se ajustará al Plan Nacional de Vacunación.

Además agregó que se trata de una vacuna de emergencia, por lo que los países que la producen solo hacen contratos con Estados nacionales, no subnacionales, por lo que esta es una barrera que no se podrá romper pronto; aunado a que vacunar es responsabilidad exclusiva del Consejo Nacional de Vacunación.

El gobernador del estado también consideró que el anuncio del Presidente de la República fue tarde y además pese a que sabe que no hay vacunas, ahora que da permiso se convierte en una trampa y juega con la esperanza de la gente, también dijo que así echa la pelota a los gobernadores aunque no haya inyecciones y de esta forma el Gobierno de México se quita presión social.

Aureoles Conejo aseguró que hay voluntad para conseguir más vacunas para los michoacanos, pero no hay posibilidades de comprarlas, por lo que junto con otros gobernadores convocarán al sector privado para integrar una comisión y que la autoridad competente les explique la tramitología y el procedimiento para una eventual compra pues no conocen nada al respecto.

El gobernador también negó haberse vacunado contra el COVID-19 y refirió tener únicamente la vacuna contra la Influenza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.