Cristóbal Arias, Carlos Herrera y Raúl Morón: pronósticos para la elección de gobernador

En el caso particular de Michoacán, la contienda electoral está definida con Carlos Herrera como aspirante del Frente (PAN, PRI, PRD); asimismo, Cristóbal Arias Solís competirá con Fuerza por México; y Raúl Morón Orozco lo hará con Morena y PT

0
1072

El avance de los perfiles que competirán en la elección más concurrida del país tiene nombre y apellido. A pesar de los esfuerzos de algunos actores en sus propios partidos, no hay nada que pueda cambiar el tablero: la boleta está lista para la competencia. Entonces, se sabe perfectamente que, en aras de los tiempos que se avecinan, ya se prepara la organización y las estrategias territoriales, así como los recursos digitales que serán un mecanismo infalible en este ejercicio atípico por el tema de la pandemia del Covi-19.

Por ello, en el caso particular de Michoacán, la contienda electoral está definida con Carlos Herrera como aspirante del Frente (PAN, PRI, PRD); asimismo, Cristóbal Arias Solís competirá con Fuerza por México; y Raúl Morón Orozco lo hará con Morena y PT. Todo apunta que así será la boleta ya sin movimientos.

Pero, ¿cómo se percibe el escenario? Hubo cambios y malas decisiones que evidentemente moverán los ejercicios demoscópicos que se publicarán a posteriori. A pesar de que muchos aseguran que eso no importa, el impacto puede ser más duro por la dimensión que provocó la división inminente en algunos partidos políticos, especialmente en Morena.

Pero cómo se augura cada uno de los perfiles, empecemos:

Carlos Herrera es el candidato del gobernador Silvano, quien truncó la aspiración de su medio hermano y de decidió por su amigo que fungió como secretario de gobierno. Algunos aseguran que tiene una oportunidad inmejorable y cómoda en virtud de que camina con tres estructuras para contender; sin embargo, la ventaja que vislumbran pende de un hilo sumamente delgado porque hay una mezcla de factores que juegan en su contra.

En primera, porque la propaganda política que arroja la coalición de “Equipo por Michoacán” deja más detractores que adeptos; recurrir a esa cohesión, fue más un experimento con un repudio anticipado que la inmensa población siente por PAN, PRI y PRD; y en segunda, evidentemente la semblanza del gobernador como promotor de esta alianza genera más antipatía ya que el jefe del ejecutivo federal goza de una mala percepción y confianza en su imagen. Obviamente Carlos Herrera tiene a su favor el aparato estatal que operará con todos los instrumentos y programas, pero, quizá eso, no sea suficiente.

Cristóbal Arias Solís, es evidentemente uno de los aspirantes más fuertes y favoritos para ganar la gubernatura. Viene de una disputa tensa y desaseada en el CEN de Morena, no obstante, demostró que las consecuencias de esa selección pueden ser la clave para conquistar la victoria. Es obvio que el partido guida está dividido, y el más beneficiado es el senador con licencia; además, tiene una amplia superioridad en los sondeos en la población abierta que significaría la supremacía. Esa diferencia también la puede obtener del agujero profundo que provocó Mario Delgado; impedir que Arias Solís fuese el candidato de Morena, tendrá un costo muy alto que canalizará perfectamente el oriundo de Churumuco.

Recordemos que Morena se dividió y esa mitad continúa con Cristóbal Arias Solís. De igual modo, sobre la imagen del senador con licencia, no pesa la tensión que puede provocar Morena en estos momentos; es evidente que habrá más desaciertos que ocasionará el desenlace de las encuestas para los distritos y ayuntamientos luego de las señales de simulación de los mecanismos de selección; eso, lograría catapultar a más actores al partido fuerza Social por México. Justamente eso, lo coloca como amplio contendiente y favorito para coronarse con la gubernatura.

Raúl Morón, que de haberse transparentado la encuesta desde el Comité Ejecutivo Nacional de Morena habría llegado con más legitimidad, sin embargo no fue así. A pesar de que el morenismo lleva abrumadora ventaja en otros estados, Michoacán entró en una fase de polarización por la mala determinación de Mario Delgado; ante ello, las posibilidades se disminuyeron significativamente. El presidente municipal de Morelia no la tiene tan cómoda, y tendrá que remar contra corriente. El partido guinda ya no parte como el favorito según los datos de INDES y el Heraldo; influyó el perfil que, con Cristóbal, aumentó abrumadoramente. Justamente eso puede ser la diferencia, que el semblante del edil moreliano no conecta mucho con la población, mientras que el aspirante de FSM sí.

Finalmente, el que haga mejor papel y una maniobra que vaya dirigida a la población en una propuesta integral ganará; hasta ahora la elección es de tres; la mayor certidumbre la tendremos conforme avances la campaña donde jugaran varios factores como la mala reputación del PAN, PRI y PRD; lo mismo, las heridas que produjo Morena en México traen un enorme desgaste porque el jaloneo por los espacios continuará. Eso lo podría aprovechar Cristóbal con una estrategia que contrarreste el apetito desmedido del FRENTE y MORENA que se frotan las manos con antelación; no han ganado nada; Arias puede coronarse vencedor puesto que es una figura altamente competitiva que demostró durante más de 16 meses que, su poder de convocatoria y arrastre, es mayúsculo e inmenso en toda la geografía.

Las campañas hay que jugarlas y saber cómo ganarlas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.