En atención a 3 reportes ciudadanos, el Gobierno Municipal que encabeza el alcalde, Raúl Morón Orozco, clausuró un inmueble en donde un grupo de perros presuntamente eran víctimas de maltrato y abandono, además de encontrarse en condiciones insalubres.

Se trata de un domicilio ubicado en la calle Guerrero, en el Fraccionamiento Campiña, lugar en donde 41 perros estaban resguardados y no contaban con el alimento ni agua suficiente, así como tampoco con un espacio que los protegiera de las inclemencias del tiempo.

Fotografía 📸: Especial

En el operativo participaron elementos de la Dirección de Inspección y Vigilancia, Dirección de Servicios Auxiliares a través del Centro de Atención Canino, Jurídico de Servicios Públicos así como la Fiscalía Especializada en Delitos de Maltrato y Crueldad Animal, quienes constataron el estado de los ejemplares que en algunos casos estaban lastimados o presentaban sarna.

Tras clausurar el inmueble por violaciones al artículo 1 del reglamento para la Atención Control y Trato Digno de la Fauna Canina y Felina Doméstica de Morelia y 4 de la Ley de Derechos y Protección para los Animales en el estado, el Gobierno de Morelia reafirmó su compromiso con el cuidado animal y el respeto a la vida digna de perros y gatos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.