Hay otro reto importante que tendrá que enfrentar la nueva administraciónn de Estados Unidos: la pandemia de Covid-19 y el proceso de vacunación de la población, para lo cual Amazon le ha ofrecido su ayuda.

El gigante del comercio electrónico está ofreciendo apoyar a la administración de Biden en los objetivos que ha planteado para la distribución de la vacuna contra Covid-19. En una carta proporcionada al medio TechCrunch, el CEO de Worldwide Consumer en Amazon, Dave Clark, felicita a Biden y a la Vicepresidente Kamala Harris por su triunfo y también aprovecha para prometer, “ayudarles a alcanzar su objetivo de vacunar a 100 millones de estadounidenses en los primeros 100 días de su administración”.

La nota hace referencia a una promesa establecida por Biden durante una conferencia de prensa en diciembre del año pasado cuando presentó a los miembros del equipo que se encargará de la pandemia.

“Mis primeros 100 días no terminarán con el virus Covid-19. No puedo prometer eso. Pero no nos metimos en este lío rápidamente, no vamos a salir de él rápidamente, va a tomar algún tiempo. Pero estoy absolutamente convencido de que en 100 días podemos cambiar el curso de la enfermedad y cambiar la vida en Estados Unidos para mejor”, dijo el entonces presidente electo.

El plan parece tener sentido pues, recientemente, el epidemiólogo del grupo de trabajo contra el Covid-19, Michael Osterholm, calificó el objetivo de “aspiracional pero factible”.

Regresando el tema de Amazon, en su carta Clark detalla la respuesta que la compañía ha tenido frente al virus, por ejemplo el que muchos almacenes y sus trabajadores fueron considerados como esenciales en el país. En ese sentido explica que la gran mayoría de los más de 800 mil empleados que tienen en Estados Unidos no pueden trabajar desde casa, por lo que considera importante inmunizarlos.

Pero no solo se trata de sus trabajadores, Amazon señaló que es socio de proveedores de atención médica que pueden administrar vacunas en sus instalaciones. “Tenemos un acuerdo con un proveedor de atención médica ocupacional con licencia para administrar vacunas in situ en nuestras instalaciones de Amazon”, escribió Clark.

Además, dijo: “Estamos preparados para movernos rápidamente una vez que haya vacunas disponibles. Estamos preparados para aprovechar nuestras operaciones, tecnología de la información, capacidades y experiencia en comunicaciones para ayudar a los esfuerzos de vacunación de su administración. Nuestra escala nos permite tener un impacto significativo inmediatamente en la lucha contra Covid-19, y estamos listos para ayudarle en este esfuerzo”, afirmó el ejecutivo.

Quizá la idea del meme de entrenar a los repartidores de Amazon para lograr una rápida distribución de vacunas no era tan descabellada.

Gasto millonario

A pesar de que Amazon ha sido una de las empresas que más se ha beneficiado por la Covid-19, no todo ha sido ganancias. La situación también ha obligado a la empresa a realizar gastos en insumos y prácticas que normalmente no se necesitan, lo que implica millones de dólares.

En 2020, en su informe trimestral, la compañía dijo que estaba estimando un gasto de 4 mil millones de dólares en costos relacionados con la Covid-19 para terminar el año. Y es que, hasta septiembre de ese año, el gigante del comercio electrónico había registrado 7.5 mil millones en gastos relacionados con la pandemia, desde que la enfermedad comenzó a afectar los mercados.

Amazon aclaró que los costos están relacionados con las pérdidas de productividad causadas por modificar la manera en que opera la compañía, así como los gastos relacionados con el equipo de protección personal y otros.  Por todo ello no es de sorprender que estén buscando vacunar a sus empleados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.