El pleno del Congreso de Michoacán aprobará en su segunda lectura el dictamen final de la Ley que Regula el Uso de Cubrebocas en el Estado de Michoacán, en la que se contemplan sanciones que van desde el apercibimiento, multas y arresto en caso de ser reincidente.

Esta ley se concentra en el uso correcto y obligatorio del cubrebocas principalmente en espacios públicos, establecimientos privados, transporte público y la vía pública con la finalidad de reducir el número de contagios por COVID-19 durante el tiempo que permanezca la emergencia sanitaria y hasta que la autoridad competente declare oficialmente el fin de la pandemia.

De esta manera el uso del cubrebocas es obligatorio para todas las personas que se encuentren en el territorio del Estado de Michoacán, en vías y espacios públicos entorno al aire libre, al interior de establecimientos ya sea públicos o privados; así como para usuarios, operadores y conductores de los servicios de transporte público.

Sin embargo la ley exenta de esta determinación a pacientes inmunodeprimidos, asmáticos, con fibrosis quística, cáncer, lesiones faciales, personas con trastornos cognitivos, respiratorios o auditivos, discapacidades u otros trastornos de salud específicos que pudieran interferir con el uso correcto del cubrebocas.

Es importante señalar que la ley contempla que no es obligatorio usarlo al momento de estar consumiendo alimentos y bebidas y el uso del cubrebocas será opcional para los menores de 5 años.

Asimismo, en el artículo 4º de la Ley se establece que los ayuntamientos y la Secretaría de Salud de Michoacán deberán informar a las y los ciudadanos que el uso correcto del cubrebocas contempla los siguientes puntos:

  • Lavarse las manos antes de tocarlo;
  • Comprobar que no esté dañado, sucio o mojado;
  • Ajustar a la cara, de modo que no queden huecos por los lados;
  • Colocar la parte superior sobre la nariz;
  • Colocar la parte inferior sobre la boca y la barbilla;
  • Lavarse las manos antes y después de quitarse el cubrebocas;
  • Retirarlo por las tiras que se colocan por detrás de las orejas o la cabeza;
  • Mantenerlo alejado de la cara, una vez que se haya retirado;
  • Guardarlo en una bolsa de plástico limpia, si no está sucio o mojado y tiene previsto reutilizarlo;
  • Extraer el cubrebocas de la bolsa, por las tiras o elásticos;
  • Lavar el cubrebocas con jabón o detergente, preferentemente con agua caliente, al menos una vez al día, cuando el material del que esté elaborado, así lo permita;
  • Una vez concluido el tiempo de vida útil, este deberá ser reemplazado; y,
  • El correcto desechamiento será en bolsa cerrada, para evitar posibles riesgos de contagio.

Esta ley señala que la COEPRIS y las autoridades municipales, a través del personal que dispongan para tal efecto, deberán vigilar su cumplimiento por parte de las ciudadanas y ciudadanos, procediendo, cuando estos no porten el cubrebocas en los lugares señalados, de la siguiente manera, en orden de prelación:

  • Solicitar verbalmente a la persona el uso adecuado del cubrebocas. En caso de que la persona no porte cubrebocas, se le proporcionará uno de manera gratuita;
  • Amonestación por escrito y con apercibimiento que en caso de no usar el cubrebocas será sancionado;
  • Solicitar se retire a su domicilio o fuera de los lugares públicos o privados, en caso de negativa al uso del cubrebocas por parte de la persona, siempre y cuando no se encuentre en los supuestos de excepciones establecidas en el artículo 3 de la presente Ley;
  • En caso de que la persona insista en no usar el cubrebocas se le impondrá una multa, de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el caso de que sea jornalero y de 1 a 15 UMAS en caso reincidencia o resistencia al uso correcto de cubrebocas.
  • La multa podrá conmutarse por trabajo comunitario establecido por la autoridad correspondiente, a solicitud de los interesados, el cual no podrá exceder de 3 días sin goce de sueldo; y,
  • Arresto administrativo domiciliario hasta por 36 horas, cuando haya negativa del uso correcto y la portación del cubrebocas, sin perjuicio de las penas que correspondan cuando las acciones u omisiones sean constitutivas de delitos o de otras sanciones administrativas.

Los establecimientos privados, comerciales, empresas e industrias, por el incumplimiento de la presente Ley, serán sancionados de conformidad con la normatividad administrativa correspondiente, por lo que las autoridades competentes en materia de seguridad pública, podrán auxiliar a la aplicación de sanciones, las que consistirán en:

  • Amonestación con apercibimiento;
  • Multa de 10 a 30 UMAS;
  • Clausura temporal o definitiva, que podrá ser parcial o total; y,
  • Arresto administrativo de doce a treinta y seis horas.

Cabe destacar que la multa y el arresto podrán conmutarse por trabajo comunitario establecido por la autoridad correspondiente, a solicitud de los interesados el cual no podrá exceder de 3 días sin goce de sueldo.

En cuanto a los criterios para aplicar sanciones, se establece que se tomará en cuenta lo siguiente:

  • Los daños que se hayan producido o puedan producirse en la salud de las personas;
  • La gravedad de la infracción;
  • Las condiciones socioeconómicas del infractor;
  • La calidad de reincidente del infractor; y
  • El beneficio obtenido por el infractor como resultado de la infracción

El gobernador Silvano Aureoles Conejo tendrá un plazo de hasta siete días naturales después de haber sido aprobada esta ley para elaborar el reglamento en el que se especifiquen el procedimiento y las características de las sanciones, además de la composición y uso del fondo, que será́ utilizado para la adquisición y entrega de cubrebocas al personal sanitario.

Puedes consultar el dictamen final aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.