El Gobierno mexicano publicó este jueves las reglas para limitar el trabajo de la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, en inglés) y otros agentes de seguridad extranjeros tras un mes de la reforma a la Ley de Seguridad Nacional.

La presidencia expidió los nuevos “lineamientos que regulan la relación de servidores públicos con agentes extranjeros” en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que entrarán en vigor este viernes, tan sólo cinco días antes del cambio de Administración en Washington.

“Los agentes extranjeros que cometan delitos o infracciones por infringir las disposiciones legales que les prohíben ejercer funciones reservadas a las autoridades mexicanas no gozarán de ningún tipo de inmunidad”, advierten las nuevas reglas.

La nueva norma exige a los agentes foráneos acreditarse ante la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) con el aval de las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), de Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar).

También obliga a embajadas y misiones extranjeras a compartir informaciones con “un impacto significativo en la vida del país, que representen una amenaza a la seguridad nacional o que se refieran a presuntas conductas delictivas de servidores públicos o exservidores públicos mexicanos”.

Las dependencias del Gobierno mexicano “deberán recibir un informe mensual por parte de las embajadas extranjeras acreditadas en México, relativo a los acuerdos de cooperación bilateral en materia de seguridad y que contribuyan a preservar la seguridad nacional”, establece la normativa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.