La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) inició una queja de oficio en contra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Michoacán para que se investigue la presunta deficiencia en la atención de un paciente con Covid-19.

El encargado del Despacho de la Presidencia, Uble Mejía Mora, instruyó a la Coordinación de Orientación Legal, Quejas y Seguimiento, a iniciar el trámite respectivo para garantizar el respeto a los derechos humanos del agraviado.

De acuerdo a una denuncia publicada en un medio de circulación estatal, un trabajador del IMSS fue obligado a laborar, a pesar de tener diabetes e hipertensión, cuando las disposiciones por motivo de la pandemia lo situaban como población de riesgo; dio positivo al Covid-19, encontrándose actualmente intubado.

Sus familiares solicitan se le administre plasma de pacientes recuperados del Covid-19 como alternativa de tratamiento, sin embargo, indicaron que han enfrentado la negativa de las autoridades del Instituto que les dicen que el IMSS Michoacán no ha sido autorizado para la implementación de esos protocolos para los pacientes con Covid-19.

La hermana del agraviado, expuso en su denuncia ante el medio de comunicación, que la administración de plasma de pacientes recuperados de Covid-19, es un tratamiento que puede ayudar a la mejoría de otros pacientes como el caso de su hermano.

Por cuestión de competencia se remitirá la queja a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH); no obstante que la investigación correrá a cargo del órgano nacional, esta CEDH colaborará en todos los trámites que sean necesarios para su resolución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.