La Secretaría de Seguridad Pública (SSP), llevó a cabo un operativo para dispersar un jaripeo que se realizaba en la localidad de La Cofradía, municipio de Morelia, al contravenir el Decreto por el que se establecen medidas emergentes ante el incremento de contagios por la epidemia del COVID-19.

Durante el operativo, cinco elementos de la Policía Michoacán resultaron lesionados al ser agredidos por un grupo de asistentes inconformes con la acción de la autoridad, y fueron auxiliados y traslados para recibir atención médica.

Sobre estos hechos, se informa que esta SSP recibió un reporte de que, en la citada localidad, se desarrollaba un evento que implicaba la concentración masiva de personas, lo que pone en riesgo su salud y la vida ante la propagación del coronavirus.

Ante ello, agentes policiales se trasladaron al lugar y se conversó con los organizadores a fin de que la actividad fuera suspendida para evitar contagios y por no acatar las disposiciones de la Nueva Convivencia, mismas que indican la prohibición de festejos que impliquen aglomeraciones.

Ante la petición realizada se accedió a suspender el jaripeo, lo cual causó molestia entre un grupo de participantes, los cuales reaccionaron lanzando piedras y palos contra el personal, resultando cinco elementos con lesiones.

Durante la agresión, los civiles también lanzaron objetos a los vehículos oficiales, ocasionando daños en cinco patrullas.

Esta SSP reitera su compromiso para seguir apoyando a las autoridades de salud, mediante acciones que coadyuven a prevenir la propagación de contagios del COVID-19, y hace un nuevo llamado a la población para acatar las medidas sanitarias.

Respecto a la agresión ocurrida anoche, se coadyuvará también con las autoridades competentes a fin de que se lleven a cabo las investigaciones que correspondan para dar con los responsables y se sancione conforme a derecho

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.