Como parte de la estrategia de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), para frenar la cadena de contagios por COVID-19, se intensificaron los operativos de verificación de establecimientos no esenciales por los Guardianes de la Salud, a efecto de constatar se cumplan con el decreto del 6 de enero.

Es así, que, durante viernes y sábado, la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), con el apoyo de Guardia Nacional y Policía Michoacán, supervisaron los principales bares, antros y centros nocturnos de la capital michoacana, para constatar que estuviesen cerrados tal y como se estableció el Gobierno del Estado para contener la epidemia por COVID-19.

Para ello, se conformaron 5 equipos de 12 personas para la verificación de 65 establecimientos en Av. Enrique Ramírez, Boulevard García de León, Altozano, Centro de Morelia, Camelinas y Periférico Paseo de la República y ningún negocio se encontró abierto.

La SSM, continuará con estas acciones, principalmente en los municipios de alto riesgo para evitar alta movilidad ciudadana que conlleve a que se colapsen los servicios de salud de la entidad.

Recordar que el decreto manifiesta el cierre a partir de las 19:00 horas, de jueves a sábado de las actividades no esenciales y los domingos cierre total en todo el territorio michoacano; así como cumplir con las normas sanitarias indicadas, instalación de filtros sanitarios, usos de gel antibacterial, uso obligatorio de cubrebocas, tapete sanitizante, mantener la sana distancia, lavado constante de manos y medición de temperatura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.