Debido a que el Hospital Regional se encuentra rebasado a un 100% y 150% de su capacidad, los pacientes con Covid-19 que demandan servicio, son referidos a otro lugar e incluso algunos  son enviados a sus casas con un tanque de oxígeno.

Al respecto, Rafael Beamonte Domínguez, titular de este nosocomio, expuso que la situación de dicho lugar se debe al aumento considerable de casos positivos que se han tenido durante el mes de diciembre y que ya han causado defunciones.

Fotografía 📸: Especial

Actualmente en el Hospital se tiene a 5 pacientes que están en el área de atención COVID-19, y están por llegar dos más para que se les de atención, mientras que a otros se les ha tenido que trasladar a otros hospitales de la región oriente.

Explicó que cuando ya no se cuenta con capacidad de atender a un paciente con síntomas graves de COVID-19, se le refiere a otra unidad, como es el caso de Ciudad Hidalgo, Tuzantla, Maravatío o hasta la propia capital del Estado. Otra de las acciones que se están efectuando es mandar a los pacientes a sus casas con tanque de oxígeno, para que sigan en recuperación.

Esta situación, recalcó que es un problema para los ciudadanos, ya que no hay sitios donde se pueden atender.

Es necesario que la gente tome conciencia porque este aumento de casos apenas va empezando y se prevé que al empezar el 2021 la situación empeore, porque habrá personas que quieran que se les atienda, pero lamentablemente no se contará con el servicio.

Beamonte Domínguez, insistió que la población debe acatar las medidas sanitarias, que se cuiden y no salgan de sus casas, ya que el sistema de salud ya no tiene espacio donde atenderlos, y esto es una realidad en todo el país.

Como una forma de desahogar el hospital, algunos pacientes han decidido darse de alta voluntaria y seguir con su tratamiento en casa, por el momento se sabe que su condición se reporta como estable, hasta el momento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.