El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó este lunes que la vacuna contra la COVID-19 la farmacéutica Pfizer será principalmente para trabajadores del sector salud, en tanto, la de CanSino será para adultos mayores.

Durante la ‘mañanera’ de este lunes, el jefe del Ejecutivo explicó que lo anterior se debe al número de dosis que se necesitan aplicar.

“Se nos va a facilitar que sea una sola dosis para el traslado. (La vacuna de) Pfizer son dos dosis, estamos pensando dedicarla más al personal médico. Son mil hospitales y están en lugares accesibles”, detalló el mandatario federal.

Asimismo, señaló que el Gobierno federal analiza aplicar a los adultos mayores una vacuna anti-COVID-19 que sea de una dosis, debido a que algunas zonas del país son de difícil acceso.

“AstraZeneca, al parecer, había resuelto que era una sola dosis, pero ya serán dos. Entonces la única que queda es CanSino, pero estamos viendo eso, para resolver que sea lo más pronto posible, porque queremos terminar en enero con los médicos, enfermeras, y comenzar con adultos mayores”, dijo.

Vacuna de CanSino podría llegar a México en enero

Ayer, López Obrador anunció que espera que el país comience en enero a recibir las primeras vacunas contra la COVID-19 de la farmacéutica china CanSino, que se sumarán a los envíos de las dosis de Pfizer-BioNTech iniciados hace unos días.

“Les hablaba yo de la vacuna CanSino, de una farmacéutica china. Tenemos un contrato de 35 millones de dosis. El compromiso es que nos entreguen dos millones en enero, tres millones en febrero, tres millones en marzo y hacia adelante”, expresó el presidente en un mensaje en vídeo difundido en redes sociales.

El Gobierno mexicano prevé haber vacunado a prácticamente todo el personal de la salud a finales de enero, cuando según sus cálculos se habrán recibido 1.4 millones de dosis de Pfizer en cargamentos semanales.

Una vez vacunados, México quiere inmunizar al resto de la población entre febrero de 2021 y marzo de 2022 de forma gratuita y gradual, según edades y enfermedades crónicas.

Para ello, ha precomprado 34,4 millones de vacunas a la estadounidense Pfizer, así como 77,4 millones a la británica AstraZeneca y 35 millones a la china CanSino, si bien estas dos todavía no han sido autorizadas para su uso en México.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.