Mientras en el centro del país se ha retrocedido al semáforo rojo para evitar más contagios de COVID-19, en el puerto de Acapulco las personas actúan como si no hubiera una emergencia sanitaria. A días de Navidad y Año Nuevo, las playas lucen abarrotadas.

Un fotoreportero captó a cientos, tal vez miles, que han decidido vacacionar en las playas del estado al sur de México. Guerrero se encuentra en el dolor naranja del semáforo epidemiológico nacional, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud federal.

Las imágenes muestran que la sana distancia no se respeta en la arena. Adultos y menores han dejado a un lado los cubrebocas para echarse un chapuzón en el mar.

Fotografía 📸: Especial

El Gobierno mexicano registró el domingo 6 mil 870 nuevos casos del coronavirus SARS-CoV-2 y 326 muertes por la COVID-19 en la última jornada hasta totalizar un millón 320 mil 545 contagios y 118 mil 202 fallecidos.

Al presentar el informe técnico diario, la Secretaría de Salud (SSa), reconoció que el número de casos estimados es de un millón 500 mil 239 al incluir aquellos que esperan una prueba confirmatoria. De estos casos un 6 por ciento están activos, es decir, hay 89 mil 775 personas con síntomas en las últimas dos semanas, informó Ana Lucía de la Garza, directora de Investigación Operativa Epidemiológica de la SSa.

Las cifras muestran que esta semana abre con una reducción de 4 por ciento en los casos estimados, pero con un aumento de 2 por ciento en el número de muertes, precisó. A nivel nacional, el 46 por ciento de las camas de hospitalización general están ocupadas al igual que un 39 por ciento de aquellas con ventilador. A pesar de eso, las playas lucen abarrotadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.