El Juez que conoce del asunto concedió suspensión condicional a 13 de los 14 normalistas que estaban internos en el penal “David Franco Rodríguez”, mejor conocido como “Mil Cumbres”, ubicado en el vecino municipio de Charo, con lo cual obtuvieron su libertad.

Con lo anterior, ahora sólo queda preso uno de los estudiantes, quien es originario de Pénjamo, Guanajuato, mismo que está identificado como el principal incitador de los hechos violentos registrados en días anteriores en la caseta de cobro de Panindícuaro en la Autopista de Occidente.

Es importante mencionar que en los sucesos del quiosco de peaje de Panindícuaro fueron arrestados 66 normalistas, de los cuales luego fueron liberados dos y 64 quedaron a disposición del Ministerio Público, siendo posteriormente vinculados a proceso, pero únicamente 14 quedaron en la cárcel y a los demás se les definió seguir su proceso en libertad.

Ahora, de los 14 a 13 se les fijó suspensión condicional y salieron libres, cada uno hizo un pago de reparación del daño por 22 mil 368.28 pesos, esto por los destrozos causados en la caseta y otro de 994.71 pesos por las lesiones en contra de cuatro policías privados. No pueden salir de su domicilio ni participar en manifestaciones y cada mes deben de acudir a firmar ante las autoridades competentes.

El único normalista que queda preso está señalado de cinco delitos y su nombre es Iván Ch., persona que a decir de las pesquisas incitó a sus demás compañeros a generar destrozos en el quiosco de cobro y a golpear a los vigilantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.