El asma no parece estar relacionado con una peor evolución de covid-19 y sí podría proteger contra esta enfermedad, al menos en un grupo concreto de pacientes asmáticos, los que tienen el fenotipo T2, según ha concluido un estudio llevado a cabo por neumólogos del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

El estudio, que publica la revista ERJ Open Research, ha comprobado que sólo el 3.2 por ciento de los pacientes hospitalizados con enfermedad grave tenían asma, una prevalencia inferior a la de la población general, que ronda el 6 por ciento.

El Hospital Vall d’Hebron informó en un comunicado que el asma es una de las principales enfermedades respiratorias en todo el mundo y dado que el SARS-CoV-2 es un patógeno respiratorio, es importante cuantificar el riesgo que la pandemia actual de covid-19 puede representar para los pacientes con asma.

Un equipo de investigadores del grupo de Neumología del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR) llevaron a cabo un estudio con los 71 pacientes asmáticos que habían ingresado en el Hospital Universitario Vall d’Hebron con neumonía por SARS-CoV-2 desde el 1 de marzo hasta el 30 de junio.

La hipótesis de trabajo partía de los primeros estudios publicados en China, Corea y Nueva York sobre la relación entre el SARS-CoV-2 y los pacientes con asma bronquial en los que el asma no se identificó como un factor de riesgo para desarrollar un covid-19 grave.

A partir de esta información el objetivo del estudio fue estimar la prevalencia de asma en pacientes hospitalizados con neumonía severa por coronavirus, en una región geográfica donde la prevalencia del asma ronda el 6 por ciento.

En el estudio se realizó un análisis transversal de todos los pacientes ingresados en Vall d’Hebron ​​con infección por SARS-CoV-2 confirmada por PCR (2 mil 226 pacientes). A partir de la historia clínica electrónica se registraron datos como la edad, el sexo, si padecían o no asma y la presencia de comorbilidades (enfermedades previas).

En los 71 pacientes con asma se recopilaron datos sobre el fenotipo, la gravedad y el tratamiento que seguían para el asma. La gravedad de covid-19 se registró en función de las necesidades de oxígeno y soporte ventilatorio y los hallazgos de la radiografía de tórax.

De 71 pacientes, 42 tenían el fenotipo No-T2, mientras que 20 eran alérgicos (T2-Th2) y 9 eosinofílicos (T2-ILC2).  En pacientes con fenotipo No-T2 se observó una mayor gravedad de covid-19. No obstante, la evolución con el tratamiento estándar fue buena en 67 (94 por ciento) pacientes, mientras que cuatro fallecieron.

Entre los pacientes que recibían tratamiento con corticosteroides inhalados para el asma no se observó correlación entre la dosis de corticosteroides inhalados y la gravedad de covid-19. “Nuestros resultados apoyan la idea de que el asma no parece ser un factor de riesgo para el desarrollo de covid-19, al menos en pacientes hospitalizados con formas de infección más graves”, explica Xavier Muñoz, uno de loes especialistas.

En el estudio se halló que sólo el 3.2 por ciento de los pacientes hospitalizados con enfermedad grave tenían asma, una prevalencia inferior a la de la población general de nuestro ámbito geográfico, que ronda el 6 por ciento.

“Aunque el estudio tiene limitaciones inherentes debido a su diseño, los resultados sugieren que el asma podría ser un factor protector frente a la infección por el virus SARS-CoV-2, especialmente en pacientes asmáticos con fenotipo T2. Si se reproducen en estudios con un mayor número de pacientes, pueden abrir una nueva vía de investigación en la lucha contra el SARS-CoV-2”, comentó el doctor Muñoz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.