Ante la exigencia del sector comercial de Morelia de instalarse, a como dé lugar, en torno al Santuario de la Virgen de Guadalupe, el presidente municipal, Raúl Morón Orozco, aseveró que la decisión ya está tomada y no habrá vuelta atrás.

El municipio ya tomó una decisión, ya no nos vamos a mover, no estamos negociando nada, no se negocia con la vida y la salud, lo sentimos mucho, pero así va a ser.

El alcalde aseguró que la administración municipal ha sido tolerante con los oferentes ambulantes que buscan establecerse en las calles de Morelia, sin embargo, la prohibición del coloquialmente conocido como “CañaFest” no está en discusión.

Resaltó que esta decisión no se efectuó con la finalidad de lastimar al sector comercial del municipio, sino con la finalidad de salvaguardar la vida de quienes ahí comercian y acuden a comprar insumos.

Apenas unas horas después, más de 300 comerciantes marcharon al Palacio Municipal en búsqueda de la instalación de una mesa de diálogo entre ambas partes, en conjunto con el Gobierno del Estado.

Del 20 de noviembre a 12 de diciembre, cientos de vendedores ocupaban las orillas de la Calzada Fray Antonio de San Miguel y el Jardín Morelos, acorde a lo establecido en el Bando Municipal, no obstante, ante la pandemia del Covid-19, este año se les prohibió la instalación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.