Absolutamente cancelada toda posibilidad de que los comerciantes se instalen en los alrededores del templo de San Diego en Morelia, derivado del riesgo que significaría la aglomeración de personas en plena pandemia por COVID-19, sentenció el secretario del ayuntamiento, Humberto Arroniz Reyes.

Sostuvo que el encuentro que algunos comerciantes tuvieron ayer con el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo fue un acuerdo de banqueta que carece de seriedad, por lo que el acuerdo entre municipio y estado continúa en el mismo sentido de impedir la instalación de puestos en la zona.

Yo no sé si el gobierno del estado respalde la posición o el deseo de alguno de ellos.

Humberto Arroniz insistió en que se les han planteado alternativas a los comerciantes, pero para la temporada navideña, cancelando definitivamente los festejos en torno a la Virgen de Guadalupe, que inician formalmente el 20 de noviembre.

Dentro de estas posibilidades se encuentra el préstamo por parte de la autoridad municipal de la plaza de la paz, ubicada en el centro de la ciudad o bien del Centro de Convenciones y Exposiciones de Morelia para que en diciembre oferten sus productos y que permanezcan hasta el próximo 6 de enero, todo con la finalidad de controlar el acceso de personas a estos puntos y romper la cadena de contagio en la capital.

Por otra parte refirió que la posición de la mayoría de los comerciantes es trabajar de manera pacífica, sin actitudes amenazantes contra la autoridad, por lo que señaló que las voces de oferentes que retan a la autoridad no expresan el sentir de la mayoría de organizaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.