Elementos de la Policía de Morelia y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) instalaron un cerco perimetral con vallas alrededor del Jardín Morelos y la Calzada Fray Antonio de San Miguel con la finalidad de evitar que comerciantes coloquen sus puestos de venta en torno a las fiestas guadalupanas.

La comisionada de Seguridad de Morelia, Julissa Suárez Bucio, informó que esta acción se realizó de manera preventiva por parte de las autoridades, con la determinación de que oferentes no ocupen dichos espacios como amagaron desde días pasados.

El pasado lunes, la Confederación de Organizaciones Populares del Estado de Michoacán “José Maria Morelos y Pavón”, apuntó que pese a la prohibición del Ayuntamiento de Morelia de instalar el coloquialmente conocido “CañaFest”, ellos se instalarían sin que nadie los detuviera.

En este sentido, Suárez Bucio aseguró que esta estrategia no contempla la confrontación con los vendedores en caso de que insistieran en instalarse, sino una vigilancia permanente en la zona, así como la oportunidad de dialogar de nueva cuenta con quienes aún amagan en postrarse en dichos espacios sin autorización.

“La invitación es llamar a la prudencia y utilizar el diálogo, no es nuestro estilo hacer uso de la fuerza, nosotros estaremos listos nada más con el tema de estar vigilando el territorio, a la protección de los compañeros en caso de agresiones”, apuntó.

Suárez Bucio informó que por parte de la Policía de Morelia se dispusieron 100 uniformados, más aquellos que fueron desplegados por la SSP.

Reconoció que no existe una fecha concreta para quitar las vallas, esto dependerá de la actitud de los comerciantes; cabe señalar que el paso peatonal por la zona sí está habilitado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.