En la segunda fase de la Nueva Convivencia implementada por el Gobierno del Estado ante la epidemia por COVID-19, el uso de cubrebocas es obligatorio en todos los espacios, a fin de evitar el riesgo de rebrote y el cierre de actividades económicas.

Antes de ponerse el cubrebocas es importante lavarse las manos con agua y jabón, tomarlo por los cintillos para colocarlo, asegurarse de que cubra bien el rostro y no tocarlo mientras se usa.

Debe cubrir completamente nariz y boca, hasta debajo del mentón, lo que permite contener la emisión de gotitas y aerosoles emitidos por las personas al hablar, toser o estornudar.

Esta medida se debe de combinar con el distanciamiento social, el lavado frecuente de manos, evitar tocarse la cara y estornudo de etiqueta, para evitar contagios por enfermedades respiratorias, al asistir a lugares de alta concentración de personas.

En el caso de los de tela, deben lavarse después de cada uso y recordar que son de uso personal, por lo tanto, no deben compartirlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.