Los desafíos de Griselda Valencia, delegada de Morena en Michoacán

Una vez que se aprueba el sondeo del Comité Nacional de Encuestas, esa proyección se ratificará, es un hecho.

0
393

Ante la designación de 15 delegados estatales de Morena a encauzar las acciones del proceso electoral del 2021, Griselda Valencia llegará a Michoacán, en medio de una atmósfera donde aún hay señales de grupos que se disputan el poder para alcanzar la gubernatura.

Entonces, los trabajos de senadora Griselda Valencia, serán múltiples. Primero, tendrá que conciliar con aquellos personajes que se han sobrevalorado y que encabezan una expresión pequeña, hay que decirlo con toda claridad— porque además así lo demuestran los números. En segunda, pulverizar todos los grupos que pretendan empujar u tener injerencia en la toma de decisiones. Morena no puede retomar los viejos vicios del perredismo, eso sería una mancha en la movilización que encabezó el propio presidente. Y, en tercera, la delegada de Morena debe lograr la ruta de conciliación y unidad para dar solides al partido.

Esta última es una de las prioridades del nuevo Comité Ejecutivo Nacional de Morena, de Mario Delgado, y del propio López Obrador.

Asimismo, recordemos que, en Michoacán, la participación en los sondeos de opinión pública ha proyectado a Cristóbal Arias Solís como el virtual candidato de Morena. Desde el principio que inició el ejercicio de investigación de distintas casas, es el favorito. Seguramente la senadora, Griselda Valencia sabe perfectamente que el preferido es el oriundo de Churumuco. Tiene esos datos duros, viene con ese precedente preponderante.

En esa participación política y en la principal agenda de trabajo por el cual fueron comisionados 15 delegados de Morena, la senadora Griselda no tendrá una terea sencilla, pero al final no imposible. Las directrices y las señales desde Palacio Nacional son claras: ganar todas las gubernaturas y estar a la vanguardia de los grandes desafíos a sabiendas del enorme tropiezo que ha tenido la oposición en todas las entidades, sobretodo Michoacán y el fracaso de Silvano Aureoles.

En esa lógica, es tiempo de que en Michoacán se sienten las bases de organización. Durante un lapso grande de manera irracional y hasta en un clima en el que se sobrepasaron con la guerra sucia, atacaron al puntero de todos los estudios. No lograron ni moverlo. El Senador Cristóbal sigue en la cima, y sobre todo en ascenso. Esto tiene una lectura clara: Arias Solís será el candidato de Morena en los comicios electorales del 2021, hay un fundamento enorme que sostiene esa hipótesis.

Entonces, Griselda Valencia tiene que trabajar en un término a la hostilidad y en erradicar los mecanismos obsoletos que eran la herramienta de la derecha para descender a los perfiles. Se acabó ese clima. Comienza una nueva etapa de unidad, organización. Atrás debe quedar el lapso de posicionamiento en el colectivo donde solo figuró un perfil: el de Cristóbal Arias Solís. Eso lo reconoció el inmenso abanico de más de 40 instituciones que concordaban en lo mismo.

Una vez que se aprueba el sondeo del Comité Nacional de Encuestas, esa proyección se ratificará, es un hecho.

Ahora, la exigencia para los demás actores es cerrar filas con el abanderado. Aquellos que no lo realicen son— porque no tienen el compromiso con Morena, ni con la 4T. No debe haber cabida para conspiraciones y los grupos. Lo mejor tiene que competir, así de simple. Hay que recordar que los perfiles sí importan e importan mucho. En nuestro estado eso lo demostró, Cristóbal Arias Solís que no solo ganaría de forma arrolladora, sino, que aumentaría su porcentaje venciendo cualquier alianza de la oposición. Eso lo fundamentó Parametria y Enkoll recientemente.

Es tiempo de que prevalezca el clima electoral sano. La oposición se organizó y Morena no debe ser la excepción. El futuro de Michoacán está en juego con la continuidad de un gobierno simulado como el de Silvano Aureoles, o, la instalación del programa de Nación de la cuarta transformación.

Finalmente, un trabajo importante de la delegada de Morena, será buscar los mecanismos y lazos de comunicación con el PT: un eterno aliado del presidente López Obrador. Asimismo, recordemos que hay un acuerdo nacional con el partido verde. Casi casi están obligados hacerlo, porque su futuro depende mucho de una coalición con Regeneración Nacional. Ambos partidos, poseen un porcentaje mínimo que, en términos políticos, pondría en riesgo hasta su registro en Michoacán.

Por cierto, una vez que el método de la encuesta ratifique a Cristóbal Arias Solís, todos, absolutamente todos tendrán que sumarse a las tareas para conquistar el Solio de Ocampo bajo la batuta del oriundo de Churumuco. A muchos no les parece la idea, pero es el mejor perfil, así de sencillo y claro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.