Un grupo de policías municipales fue agredido cuando acudió a suspender una fiesta en calles de Linares, en el estado de Nuevo León.

Un video que circula en redes sociales muestra el momento en que los uniformados intentan resguardarse de los más de 20 asistentes a la reunión, quienes con palos y otros objetos ofendían a los oficiales.

De acuerdo con algunos tuiteros, los policías municipales arribaron a una calle en la colonia Pedregal para dispersar a los ciudadanos debido a que hasta el momento está prohibido realizar eventos que conglomeren gente, debido a la pandemia del COVID-19.

Los invitados ingerían bebidas alcohólicas, algo que también está prohibido en el estado.

De acuerdo con algunos reportes, tras el incidente, tres personas fueron detenidas y trasladadas al Ministerio Público de la localidad para que rindieran sus declaraciones y así determinar su situación legal.

En redes criticaron el accionar de los civiles y cuestionaron que continuaran realizando fiestas pese la contingencia sanitaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.