Manchester City intentará su fichaje próximamente y el club español deberá decidir si le da carta libre o intenta renovar a un jugador que ha sido insignia del equipo blaugrana en la última década.

Lionel Messi intentó irse en el último mercado de fichajes, pero finalmente dio marcha atrás a su decisión y se quedó para cumplir su contrato con Barcelona. Pero ahora, cabe la posibilidad de que su interés por irse vuelva a relucir de cara a la ventana de refuerzos de enero o a la futura que se abre en el próximo julio.

Manchester City está detrás del argentino y pondrá mucho de su parte para intentar que Pep Guardiola y La Pulga vuelvan a reencontrarse en un mismo equipo. Los ingleses entienden que así podrían aspirar todavía más a una Champions League que es su gran ilusión desde hace unas temporadas.

Todo está en manos de Messi, que podría tratar de marcharse en enero, el último momento para que el Barça reciba algo de dinero por su salida, o ya en junio, si no renovara su contrato ante la llegada de la nueva junta directiva al club culé. Pero, lo que está claro es que él será el que evaluará las opciones de su futuro con la mente puesta en conquistar títulos y seguir siendo competitivo antes del gran reto de conquistar un Mundial de Qatar 2022 que ya está casi listo.

Necesita sentirse competitivo

Por un lado, Leo está en el equipo en el que creció desde pequeñito, siendo el gran líder del proyecto, sobre todo desde la marcha de gente como Andrés Iniesta o Xavi Hernández, cuya carrera como futbolista ha finalizado en Qatar, luego de irse de Barcelona hace ya un tiempo.

Y desde entonces, el argentino ha sido la insignia de un bloque que ha ido cayendo en sus resultados de las competiciones más importantes, en especial una Champions League en donde Messi ya no ve al equipo competitivo. Ahí, Barcelona suma muchos fracasos seguidos, pero especialmente doloroso fue el de Anfield cuando los blaugranas rozaban su regreso a la final luego de que se llevó el juego de ida ante Liverpool por 3-0.

Además, en la última temporada, el equipo vivió cambios de entrenador, inestabilidad en su junta directiva y sobre todo malos resultados, con la dolorosa derrota contra Bayern de Múnich, en una tarjeta que firmaba un histórico 8-2, o la pérdida de LaLiga Santander por su parte.

Diversos caminos para Messi

Estas son las principales razones por las que Messi decidía cambiar de aires emitiendo un burofax que llegaba en agosto para sorpresa de los aficionados. Leo iniciaba el camino de salida para tratar de lucir posiblemente la camiseta de Manchester City de la temporada 2020-2021. Una puerta que se le cerró, pero que se podría reabrir pronto.

Parece que enero es demasiado precipitado, puesto que el argentino abandonaría un barco que tripula como su comandante a mitad de campaña. Eso, unido a la posibilidad de ganar títulos de importancia, aquellos que tienen un seguimiento especial en las apuestas de fútbol, donde se les ve candidatos a levantar La Liga de España o la Copa del Rey, en su disputa interna con el Real Madrid. Esta opción sería la más bonita, al cerrar su etapa como futbolista del Barça dejando un nuevo trofeo en sus arcas.

Por último, cabe la posibilidad de que el nuevo presidente del club presente un proyecto lo sumamente importante y creíble que convenza a Messi y le prime a quedarse. Esta es la resolución preferida por la afición y el mismo Barcelona, aunque parece algo compleja a la hora de que el argentino parece que ya piensa en un futuro lejos de la Ciudad Condal y el club en el que se formó luego de su partida de Rosario.

Estos son los motivos por los que Barcelona está en vilo por su capitán y jugador insignia, del que dice ser el mejor de todos los tiempos. Messi ya ha iniciado los trámites para marcharse y podría ser en enero o a partir de junio cuando se vaya, con esa pequeña puerta abierta que todavía hay a la esperanza de que finalmente renueve y se retire como futbolista blaugrana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.