El Instituto Nacional de Antropología e Historia, a través del Centro INAH Michoacán, la Secretaría de Cultura del Estado y el Ayuntamiento de Tingambato celebraron la reapertura de la Zona Arqueológica, que cada año recibe a 35 mil personas, por lo que es el segundo sitio arqueológico más visitado de la entidad.

“A 10 años de la fundación del INAH, esta zona nos deja ver la riqueza del patrimonio cultural que tiene Michoacán, y la zona arqueológica de Tingambato es una de las mejor conservadas”, señaló Claudio Méndez Fernández, secretario de Cultura de Michoacán.

“Invitamos a las y los michoacanos a venir a conocer y sentirse orgullosos de este patrimonio que nos queda de las culturas que habitaron nuestra tierra; su arquitectura, expresiones artísticas, gastronomía e intercambio intelectual ha dejado huella en la sociedad”.

El secretario de Cultura remarcó la importancia de que los espacios culturales estén abiertos, lo que con las adaptaciones a la Nueva Convivencia nos invita a ampliar nuestro conocimiento del mundo y de nuestra propia cultura.

Marco Rodríguez, director del INAH Michoacán, señaló que han pasado 8 meses desde que cerró la zona arqueológica a raíz de la pandemia, “esta crisis puede abrir paso a una construcción de la salud integral de las personas y la creación de lazos sociales”.

Tingambato es uno de los sitios arqueológicos más importantes del occidente del periodo del epiclásico, y se extiende en un territorio de más de 10 hectáreas. Lo que se puede visitar en la zona arqueológica data del año 200 d.C. aproximadamente, profundizó José Luis Punzo, doctor investigador de la zona.

Este es un asentamiento anterior al apogeo del señorío tarasco, muy influido por Teotihuacán, con grandes plataformas, un juego de pelota, múltiples cuartos y tumbas con ricas ofrendas que hablan de la vida de este pueblo, localizado entre Pátzcuaro y Uruapan, que tiene gran importancia patrimonial.

La reapertura de la zona arqueológica se enmarca en el contexto de la Nueva Convivencia, señalando los protocolos y dinámicas de trabajo, para garantizar el cuidado de la salud de los visitantes, prestadores de servicios y trabajadores.

El aforo permitido será para 100 personas, en grupos dispersos de máximo 10 personas; conforme al semáforo amarillo, las visitas serán de lunes a sábado, de 10 de la mañana a 4 de la tarde y dentro del semáforo verde en horario normal, de 9 de la mañana a 6 de la tarde.

El circuito de visita se realizará guardando la sana distancia y siguiendo las medidas sanitarias correspondientes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.