La instalación de oferentes en torno a las fiestas guadalupanas estará condicionada a la decisión de la iglesia católica en Morelia en abrir el santuario de la Virgen de Guadalupe y permitir peregrinaciones de feligreses a este templo, aseveró el secretario del Ayuntamiento, Humberto Arróniz Reyes.

Resaltó que debido a que la instalación de comerciantes en las orillas de la Calzada Fray Antonio de San Miguel y la plancha del Jardín Morelos, se realiza con base a la celebración de la Virgen de Guadalupe, el 12 de diciembre, es que deben esperar el veredicto de la iglesia católica.

“Es un tema municipal pero el gobierno municipal tomará como referencia la posición que la iglesia tome con respecto a esas festividades, si aquí hubiera una posición de que no estará en funciones la iglesia de San Diego, nosotros no daríamos ningún permiso de qué se instalarán ahí los puestos”, sentenció.

El funcionario municipal apuntó que en espera del diálogo con autoridades eclesiásticas, el Ayuntamiento de Morelia ya realiza un análisis de la condiciones sanitarias ante la pandemia del Covid-19, en aras de reconocer si es pertinente o no la instalación de vendedores.

Aseguró que en caso de que se emitan permisos de instalación temporal a los comerciantes, estos estarán condicionados a un menor número de oferentes, cumpliendo todas las medidas de sana distancia y por supuesto, el decreto oficial del uso obligatorio de cubrebocas en todo el estado.

Se estima que, en años pasados, se instalaban alrededor de 500 vendedores de diferentes insumos desde la segunda quincena de noviembre, con presencia hasta el 12 de diciembre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.