El Senado de la República aprobó reformas a la Ley General de Salud que obligarán a los hospitales del sector público, como el IMSS y el ISSSTE, a realizar cirugías para perder peso de forma gratuita.

Las reformas señalan que las instituciones del Sistema Nacional de Salud deberán integrar la cirugía bariátrica como un tratamiento para combatir la obesidad mórbida y sus comorbilidades.

Con 76 votos a favor, los y las senadoras aprobaron el proyecto que también busca impulsar programas y campañas sobre la información de buenos hábitos alimenticios, una buena nutrición y la activación física para enfrentar el sobrepeso, la obesidad y los trastornos de conducta alimentaria de la población.

La reforma precisa que las instituciones de salud pública y privada, así como los establecimientos autorizados que practiquen la cirugía bariátrica, deberán contar con la infraestructura multidisciplinaria adecuada para dichos procedimientos de alta complejidad.

Manuel Añorve Baños, senador del PRI, comentó que la idea de incluir estas cirugías en hospitales públicos obedece a que, de acuerdo con especialistas, para la mayoría de los pacientes con obesidad mórbida es imposible bajar de peso sin tratamientos quirúrgicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.