Michoacán no está quebrado, es un estado rico, pero malos gobiernos han contribuido a frenar su potencial, afirmó el diputado de Morena Alfredo Ramírez Bedolla, y convocó a los ciudadanos a no resignarse ante las condiciones actuales y luchar pacíficamente por impulsar la transformación de la entidad.

El legislador de Morena sostuvo un encuentro con ciudadanos que forman parte o son simpatizantes de la asociación Reconstruyamos juntos Uruapan, que preside Rafael Ortiz y que ha venido conformando una agenda de trabajo para atender diversas necesidades del municipio.

Alfredo Ramírez subrayó la importancia de que Michoacán tenga gobiernos, estatal y municipales, con plena disposición a colaborar con la administración que preside Andrés Manuel López Obrador, ya que sólo con coordinación se podrán abatir los rezagos que enfrenta el estado y sus principales ciudades.

Respecto a Uruapan, refirió que pese a la bonanza aguacatera su infraestructura urbana no se ha desarrollado desde hace décadas; “no tiene un centro de convenciones, hace falta un teatro, un anillo periférico, y un parque central, entre otras obras necesarias para fortalecer a la ciudad y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes”.

Tenemos un estado fuerte, porque somos líderes en producción primaria y recepción de remesas, además de contar con un puerto estratégico para el comercio exterior y una gran riqueza cultural y turística; sin embargo, es necesario que el poder público vuelva a servir a la gente para que ese potencial se traduzca en desarrollo para todos, afirmó el diputado local de Morena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.