La Guardia Civil de España lleva a cabo en la provincia andaluza de Almería una investigación para tratar de esclarecer el continuo hallazgo de delfines mutilados en playas de la zona.

El pasado fin de semana se reportó el hallazgo de un delfín listado hembra sin vida en una playa de difícil acceso cerca del municipio de Níjar.

El personal de la organización Equinac, dedicada al rescate de cetáceos y tortugas varados, no pudo acudir inmediatamente por las malas condiciones meteorológicas y cuando esta semana llegó al lugar, el animal yacía sin cabeza.

La ONG señala que la cabeza había sido “perfectamente seccionada” con un cuchillo y, por la dificultad para realizar ese tipo de cortes, sospecha que la persona que lo hizo es un profesional. Además, advierte que se trata de un delito tipificado penalmente, ya que es una especia protegida y está prohibida la tenencia de sus restos sin autorización expresa de las autoridades competentes.

Se presume que este caso tiene relación con otros delfines muertos encontrados últimamente en la provincia y que también habían sido mutilados, aparentemente, por “alguien que tiene experiencia en desmembrar a estos u otros animales marinos”. El cuerpo de uno de los cetáceos tenía grabado a cuchillo lo que parecía ser un nombre: “Juan”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.