Luego de 34 días de bloqueo a las vías del tren y sin una respuesta clara por parte de las autoridades, la fracción Poder de Base de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), amagó con continuar la obstrucción a las vías férreas hasta que no se dispersen los 700 millones de pesos que se le adeudan a los más de 32 mil docentes de nómina estatal.

En rueda de prensa, el secretario general de la fracción Poder de Base, Benjamin Hernández Gutiérrez, detalló que el recurso que se les adeuda a los trabajadores de la educación es responsabilidad del Gobierno de Michoacán, toda vez que este recurso no estaba pactado para ser entregado por la Federación al estado.

Explicó que la federalización de la nómina magisterial en Michoacán nunca se hizo realidad y en cambio se aumentó el presupuesto que ya se entregaba a Michoacán para cubrir el pago a los docentes en un 34.5 por ciento del monto total anual, recurso que dijo, ya fue entregado a las arcas estatales.

Fotografía 📸: Paola Mendoza/PCM Noticias

Hernández Gutiérrez apuntó que es necesario que se dialogue con ambas partes y se llegue a un acuerdo que dé seguridad laboral a los docentes, además que se asegure a ambos niveles de gobierno cuál será la mecánica de pago, la división de los conceptos de salarios y nómina, para evitar desencuentros como el actual.

Negó que las distintas manifestaciones realizadas por la fracción del magisterio que encabeza sean parte del conflicto al interior de la CNTE, sino una respuesta a la sentida necesidad de los profesores michoacanos luego de meses sin percibir sus prestaciones que por derecho les corresponden.

Asimismo, se dijo preocupado del “pleito casado” que comenzó el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo con el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pues acusó que esto solo continúa entorpeciendo las gestiones para destrabar el conflicto magisterial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.