A través de la Secretaría de Gobernación se dará seguimiento al caso de Marisela Escobedo y el asesinato de su hija Rubí, aseveró el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien calificó que el homicidio de Marisela frente al Palacio de Gobierno en Chihuahua fue atroz.

Al ser cuestionado sobre el requerimiento al gobierno mexicano por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en torno a este homicidio, dijo que se dará atención al caso: “no deben detenerse las investigaciones, deben seguir abiertas, recuerdo muy bien sobre este asesinato vil, atroz”.

López Obrador dijo que tiene presente el homicidio de Marisela Escobedo en las afueras de Palacio de Gobierno el 16 de diciembre de 2010 y aseguró que se está dando seguimiento al caso.

Aseguró que el Subsecretario Encinas atiende este y otros casos que continúan abiertos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.