Las secretarías de Salud y Turismo de Michoacán, reconocen la estrategia operativa desplegada en la zona lacustre durante la celebración de Noche de Muertos, para evitar la propagación de COVID-19, donde la organización de las autoridades involucradas y la civilidad de los asistentes permitió el desarrollo de las actividades sin incidentes.

En los municipios de Pátzcuaro, Quiroga, Tzintzuntzan, Erongarícuaro y Salvador Escalante, personal sanitario, turístico y policial mantuvo una estrecha vigilancia para que los protocolos fueran aplicados en todo momento y lugar, donde las autoridades comunales y el sector empresarial jugaron un papel fundamental para lograr su efectividad, señaló la titular de la SSM, Diana Carpio Ríos.

“Nuestro reconocimiento a los Ayuntamientos que junto a sus pobladores decidieron cerrar las puertas de sus panteones y cancelar eventos culturales que propiciaran concentraciones de gran número de personas; además, después de las 11 de la noche del primero de noviembre, se cerraron establecimientos para realizar limpieza y sanitización de plazas y panteones”, destacó la titular de Sectur, Claudia Chávez.

Es importante destacar que, desde el 30 de octubre, personal de la SSM y Sectur acudió a los panteones, muelles y puntos en donde habitualmente se reciben a visitantes para verificar que se aplicaran las medidas sanitarias.

Destacar además que las autoridades comunales en todo momento estuvieron dispuestas a respetar las medidas sanitarias y, con ello, evitar los contagios de los pobladores y visitantes.

En estas zonas, personal de la SSM verificó 680 establecimientos entre restaurantes, hoteles, baños públicos puestos semifijos, farmacias y consultorios médicos; también se supervisaron alrededor de 400 combis y taxis en conjunto con Cocotra y se distribuyeron 5 kilos de pastillas de cloro, 5 mil cubrebocas y 100 frascos de plata coloidal.

Otro municipio que mostró responsabilidad e hizo cumplir las medidas sanitarias fue La Piedad, que cerró panteones, clausuró un bar por no cumplir con reglas sanitarias y canceló una fiesta de 200 asistentes.

Así como Uruapan, que mantuvo los panteones cerrados desde el 31 de octubre hasta 2 de noviembre; además limitó la entrada (grupos pequeños) al Parque Nacional “Barranca del Cupatitzio”, con las medidas sanitarias pertinentes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.