Comerciantes y vecinos de las avenidas Siervo de la Nación y Periodismo José Tocaven Lavín se manifestaron en contra de la construcción del puente elevado para esquivar el paso del tren en dichas vialidades.

Acompañados de personajes políticos como Tzitziqui Peña, dirigente del Partido Encuentro Social (PES) y Odin García, vecino del Fraccionamiento Villas del Pedregal, quien realiza detenciones fuera de ley y apadrina el movimiento Pro Aborto, los manifestantes acusaron al alcalde de Morelia, Raúl Morón Orozco, de omiso y corrupto.

Aunado a ello, se obstruyó el paso vehicular con automóviles atravesados en ambas avenidas y diversos cartelones con frases de descontento, esto en aras de que el Ayuntamiento de Morelia se abstenga a realizar la obra.

“La gente que vivimos y trabajamos aquí no queremos el puente, nos van a dejar sin trabajo por meses, tenemos familias que mantener y a ellos no les importa”, acusó Oliverio Cruz, dueño de una panadería aledaña a la zona.

A decir del representante vecinal, son alrededor de 200 los comercios que se verán afectados por la construcción de la obra, que tentativamente durará cinco meses en realizarse.

Hace dos semanas, Morón Orozco, anunció el inicio de la construcción del puente elevado el cual se realizará con un fideicomiso que otorgó la empresa Kansas City Southern a la administración municipal en el 2008, por un valor de 6.5 millones de dólares.

Autoridades municipales señalaron que el proyecto había sido avalado por los vecinos ambas vialidades, no obstante, los manifestantes aseguraron que pese a que hubo mesas de diálogo nunca se llevó a un consenso.

La propuesta de los manifestantes es que el puente se realice en vialidades alternas o que el recurso se utilice en la reubicación del patio de maniobras que se encuentra en la avenida Periodismo José Tocaven Lavín y así deshacerse del paso del tren.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.