El relevo del titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, se debe aprovechar para corregir la fallida estrategia de seguridad y evitar que este gobierno sea recordado como el sexenio de la muerte, afirmó el presidente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza.

“En dos años, la política de abrazos y no balazos del gobierno morenista mostró su rotundo fracaso. Los datos oficiales indican que los homicidios y feminicidios aumentaron 10%, pero el gobierno sigue diciendo a las y los mexicanos que las cosas van bien”, señaló a través de un comunicado.

“Esto no puede continuar así, por eso el nuevo titular de seguridad debe comenzar por reconocer y corregir los errores, el relevo debe servir para hacer de inmediato los ajustes necesarios a la estrategia, para evitar más violencia y pérdidas humana”.

Cortés Mendoza sostuvo que durante los 22 meses en los que Durazo estuvo al frente de la SSPC, México pasó de estar mal a estar peor en materia de seguridad, porque oficialmente se registraron 65 mil 549 homicidios dolosos y feminicidios, es decir, 6 mil 437 más que los cometidos en los últimos 22 meses del sexenio de Enrique Peña Nieto.

El panista consideró que el próximo titular de la SSPC debe ser un civil que cuente con experiencia probada en materia de seguridad pública, además de tener una trayectoria profesional limpia y no ser otro incondicional “a ciegas” del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“De seguir como hasta ahora, no solo nunca llegarán los resultados que esperan las y los mexicanos, sino la violencia y la inseguridad se seguirán incrementando y terminaría este gobierno siendo recordado como el sexenio de la muerte”, manifestó.

“La clave para un cambio real en la estrategia de seguridad será la coordinación efectiva, la capacitación y profesionalización de todas las corporaciones policiacas, dotación de equipos de comunicación y armamentos modernos a las policías, fortalecimiento de los equipos especiales de investigación de delitos de alto impacto en los estados, y aumentos salariales para las y los policías”.

El dirigente nacional del blanquiazul dijo que por ello resulta indispensable que para el Proyecto de Egresos de la Federación 2021 el Gobierno Federal reponga al Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) los cinco mil millones de pesos que se tenían asignados en el 2018 para la seguridad en los municipios y se incremente el gasto federalizado en seguridad para los estados.

“Sin recursos suficientes para seguridad y equipamiento de sus policías, los gobiernos estatales y municipales no podrán frenar la ola delictiva del fuero común que les corresponde, pero que es generada al amparo de los delitos de competencia federal que hoy simplemente no son combatidos”, advirtió.

“Se debe hacer una profunda revisión y actualización del sistema de procuración e impartición de justicia, pues, como lo ha reconocido la Secretaría de Gobernación, de cada mil delitos cometidos, sólo uno obtiene sentencia”.

Cortés Mendoza subrayó que esto tiene que ver con un combate real de la corrupción en los juzgados, profesionalización de jueces y agentes ministeriales, capacitación del personal que labora en los ministerios públicos para la correcta integración de expedientes, y uso de tecnologías de última generación para el seguimiento de las indagatorias, entre otras acciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.