El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que los cientos de personas que ayer protestaron supuestamente en su contra durante la entrega de obras de mejoramiento urbano en Nuevo Laredo, Tamaulipas, lo respetan.

Durante su conferencia matutina en Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo contó que se dio cuenta de que era “otro tipo de acto” desde que llegó al lugar, al ver que había entre 20 y 30 camiones.

“Había un ambiente de mucha pasión, yo le agradezco mucho a la gente que hasta los pueden llevar para que protesten en contra mía, pero me respetan, le cuesta trabajo insultarme al pueblo, a los líderes no por que llevan consigna, pero a la gente no”, dijo.

López Obrador reiteró que su intervención en la inauguración fue breve debido a que “había mucha gente y mucha pasión, y sobre todo no podemos propiciando que haya este tipo de actos por contactos, por el COVID”.

“Lo único que dije es que a pesar de las diferencias que tenemos con el gobernador de Tamaulipas que son públicas y notorias, nosotros vamos a seguir ayudando al pueblo de Tamaulipas, poniendo por encima de de esas diferencias el interés general y tan tan adiós”, comentó.

Asimismo, narró que dos periodistas lo esperaban en Monterrey, donde se reunió con la diputada federal Tatiana Clouthier y le preguntaron: “¿Cómo le fue en Laredo?”, a lo que él les respondió: “Muy bien, a pesar de la gente que movió Junco (dueño del diario Reforma)”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.