Diego Santoy Riveroll, mejor conocido como el “Asesino de Cumbres” podría quedar libre y todo porque la declaración de Riveroll ante el Ministerio Público fue obtenida de manera ilegal, por lo que se tuvo que anular. Así se lo contó el mismo hombre a Saskia Niño de Rivera, quien es Presidenta y confundadora de Reinserta AC.

En su columna para El Universal, Niño de Rivera detalló que hace unos días sostuvo una plática con Santoy Riveroll, quien está acusado de privar de la vida a los dos hermanos de su entonces novia Erika Peña Coss, y quienes eran menores de edad. Actualmente el “Asesino de Cumbres” se encuentra recluido en un penal de Nuevo León y aunque acepta su culpabilidad tiene grandes posibilidades de salir libre luego de que su caso se reabrió en este 2020.

Saskia Niño de Rivera describe a Diego Santoy Riveroll como un “adulto institucionalizado” que asegura no negar los hechos que cometió, pero que desea su proceso se lleve a cabo de forma legal, y es que al abrirse su caso nuevamente, se han vuelto a analizar inconsistencias como la forma en que se llevaron a cabo los careos, así como el derecho básico de representación legal, lo que pone en cuestionamiento la sentencia de 138 años que recibió como consecuencia de sus acciones.

En la columna de la presidenta de Reinserta, ella comenta que Santoy Riveroll fue notificado en febrero de este año que no contó con representación legal en los careos que los medios de comunicación transmitieron por todos los canales de televisión; “según consta en el expediente, en las audiencias no hubo debido proceso, y algunas se llevaron a cabo sin la parte afectada”.

Por este motivo y a más de 10 años de permanecer en la prisión, Diego Santoy Riveroll “El Asesino de Cumbres“, podría obtener su libertad por el cúmulo de errores que Niño de Rivera explicó en su texto, y no necesariamente porque sea inocente, y es que a pregunta expresa de Saskia sobre si se considera inocente, la respuesta del exnovio de Erika Coss es clara:

“Sé que cometí un delito y sé que a consecuencia de ese delito debe haber un castigo. Lo único que estoy pidiendo es que se respeten mis derechos y se lleve a cabo un proceso donde predomine la justicia y esté en la cárcel quien tenga que estar”.

¿Cómo sucedieron los hechos?

Corría el año de 2006 cuando el homicidio de dos menores de edad conmocionó a todo México. Se acusaba a Diego Santoy Riveroll  como el asesino de los hermanitos de su entonces novia, Érika, a quien conoció en una discoteca unos años atrás. En marzo de ese año, la joven decidió terminar su relación con Santoy, pero él no quería dar por finalizada la relación, así que comenzó a acosarla.

El 2 de marzo de 2006, Santoy Riveroll entró a la casa de los Peña Coss, que se ubicaba en la colonia Cumbres. El joven llevaba guantes de látex y un pasamontañas, además de que se cree, cubrió sus tenis con cinta adhesiva para no dejar huella alguna. A partir de este momento, los detalles comienzan a variar.

Y es que algunos sostienen que Diego le entregó un cuchillo a Érika y le pidió que asesinara a sus hermanos, pero ella se negó. Mientras discutían en la cocina, llegó Erik Azur, de 7 años, hermano de Érika, y Santoy Riveroll lo habría apuñalado por la espalda y el cuello. María Fernanda, de 3 años, escuchó los gritos y bajó, pero Érika (o Diego) la asfixió. Después Diego la habría golpeado con un martillo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.