Alrededor de 200 personas que se identifican como estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero y del Grupo de Pueblos Marginados de Guerrero y de Morelos, mantienen tomada la caseta de cobro de este municipio de Zinapécuaro, ubicada en la Autopista de Occidente, luego de que el domingo pasado dos de sus compañeros fueran atropellados por un vehículo que se dio a la fuga y a raíz de ello una de las víctimas murió, esto durante una protesta en el mismo sitio.

Desde el día de los hechos los manifestantes no se han retirado del lugar. Primero exigían la localización de los 43 normalistas de Ayotzinapa que están desaparecidos y la detención de los responsables de ese suceso. No obstante, después de que dos de sus compañeros fueran embestidos por un automotor que enseguida escapó y uno de ellos pareciera debido a las lesiones que sufrió, ahora la manifestación es también para que se capture al responsable.

Los inconformes exigen que por medio de las cámaras de seguridad de la caseta sea ubicado el vehículo por sus placas y por su número de serie y así se de con el homicida de su compañero, de lo contrario refieren que estarán de manera indefinida en el quiosco de peaje hasta que las autoridades intervengan con eficacia.

Los normalistas y el Grupo de Pueblos Marginados piden una cuota voluntaria a los usuarios de la autopista para dejarlos transitar. En las inmediaciones del sitio hay presencia de la Policía local. Los manifestantes tienen en su poder seis autobuses de pasajeros de las líneas Estrella de Oro, Futura y Turistar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.