Los cadáveres de dos hombres y una mujer con lesiones de proyectil de arma de fuego fueron encontrados en un predio a una orilla de la carretera Puruándiro-Morelia en este municipio, a donde acudió el personal investigador para iniciar las pesquisas con relación al asunto con el objetivo de esclarecer el móvil del múltiple homicidio.

El acontecimiento fue a espaldas del salón de fiestas “El Molino”. El perímetro fue acordonado por los elementos de Seguridad Pública en apego a la cadena de custodia. Trascendió que los vecinos de la zona localizaron a los ahora occisos y enseguida llamaron a la Policía, cuyos agentes al arribaron pidieron la intervención del personal de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Durante las indagatorias de los expertos de la FGE  los finados fueron reconocidos como Luis Gerardo R., de 23 años de edad, Reyes B., de 21 años de edad y Joselyn V., de 22 años de edad. Los cuerpos fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense para la práctica de los estudios competentes.

Los habitantes del lugar comentaron a la Policía que no escucharon ni vieron nada extraño y agregaron que solamente al dirigirse a realizar sus actividades cotidianas hallaron a las víctimas en las condiciones antes citadas. Contactos allegados al tema afirmaron ante esta redacción que los difuntos también tenían signos de tortura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.