En el autoproclamado “Día de la Dignidad y Resistencia Indígena”, integrantes del Concejo Supremo Indígena acompañados por miembros de Poder de Base de la CNTE Sección XVIII refirieron esta mañana que el retiro o no de la escultura “Los Constructores” ubicada al inicio del Acueducto de Morelia no les corresponde a ellos, sino a las autoridades estatales y municipales.

Le corresponde al gobierno estatal y municipal quitar estos referentes que violentan los derechos humanos y los derechos indígenas.

Consideraron que esta escultura no puede ser considerada patrimonio cultural de la ciudad, puesto que inmortaliza sacrificios y muerte de las personas que, a su perspectiva, fueron mal pagadas por estructurar el Acueducto de la ciudad.

Es un hecho de muerte, de gente que fue condicionada a trabajar para gente que incluso no pertenecía a estos terrenos.

Sin embargo, el representante de los pueblos indígenas que marcharon esta mañana en Morelia refirió que no les compete quitar monumentos que no significan nada para ellos, sino que es tarea de los gobiernos estatal y municipal.

Luego de permanecer un momento en el lugar y colocar la bandera indígena simbólicamente, continuaron su marcha con dirección al centro de la ciudad, no sin antes tronar un petardo justo frente a la escultura instalada en ese lugar en el año 1995, mientras corría la presidencia municipal de Fausto Vallejo Figueroa y el gobierno estatal de Ausencio Chávez Hernández.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.