La tercera es para Mario Delgado

Mario cuanta con el respaldo de la mayoría de legisladores del San Lázaro y la Cámara Alta, incluso

0
136
Mario cuanta con el respaldo de la mayoría de legisladores del San Lázaro y la Cámara Alta, incluso, me atrevería a decir que, en términos de competitividad, Delgado superará a Muños Ledo.
Por si algo faltara en el mecanismo de investigación que organizó el INE, se declaró un empate técnico entre los aspirantes Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo. Hasta lo que sabemos, habrá un tercer ejercicio a fin de refrendar la inclinación tanto de militantes como de simpatizantes de morena— únicamente con los dos rostros mejor posicionados; por ahora, no hay nada para nadie— porque los lineamientos del acuerdo INE CG291 en la base décimo sexta de la convocatoria establece que en caso de no existir forma de afirmar que alguna candidatura tiene ventaja significativa, deberá realizarse una nueva metodología.
En esa premisa, la estimación favoreció a Porfirio con solo decimas; según las reglas del Instituto Nacional Electoral se ponderará un nuevo plazo, incluso, el mismo Muñoz Ledo lo firmó.
Hay que recordar que vivimos una etapa previa en la que Mario Delgado partió como preferido. En esa conclusión, las cifras y los datos duros arrojaban un muestreo muy superior de Delgado al segundo lugar, Porfirio Muñoz Ledo. Asimismo, la opinión pública mostró una notable condición que lo colocó en calidad de favorito; esa capacidad de arrastre— la plasmó el Financiero que marcó un trecho de 8 puntos porcentuales de la posición dos.
Si nos basamos en ese fundamento y en lo que pasó en el histórico 2018, Alejandro Moreno y el Financiero tuvieron un margen de error de un punto; es decir, su predicción es la que más se acercó en los resultados preliminares.
Sin embargo, la madre de todas las batallas por la dirigencia nacional de morena tendrá únicamente dos invitados. Adaptando esa nueva versión, no existirá una distribución del voto para más suspirantes; ¿qué indica eso?, que si bien la concentración del primero y el segundo lugar a comparación del tercero— fue de solo 6 puntos de margen; esto significa que, de manera más amplia, uno de los dos finalistas arrasará en el tercer ejercicio. Si analizamos perfectamente desde el primer paso, la dinámica marcó varios efectos.
En primera, Porfirio Muñoz Ledo arrasó en el sondeo de reconocimiento; esto no significó para nada que el fuese la mejor carta. Los votantes únicamente reconocieron el nombre, más no la inclinación. Entonces, un estudio por separado, tendrá una apreciación nítida. Consideramos que, Mario Delgado, no tendría ningún inconveniente al llevarse el triunfo; más allá de que, en esta ocasión empató ganando 2/3 encuestas, consideramos que el arrastre que demostró en las distintas casas encuestadoras terminará siendo la punta del Iceberg.
El origen estricto de esa hipótesis, se fortaleció cuando se publicó un sondeo poco después de que se mostró el resultado del INE. Probablemente, esa metodología abrió la brecha de margen que puede existir entre Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo. En esos cambios, Massive Caller midió a los finalistas; en ese careo, la recolección de datos divulgó una ventaja casi de 2 votos a 1. Esa distancia en términos políticos es inalcanzable a estar alturas de la tercera fase decisiva; tan solo Mario Delgado obtuvo en la estimación de la encuestadora regiomontana 61.02%; asimismo, Porfirio Muños Ledo se rezagó con 38.98%. Técnicamente un trecho de 23 puntos.
Ante ello, es importante considerar algunos aspectos fundamentales:
 Mario Delgado presentó un comportamiento preponderante en los ejercicios demoscópicos, sobre todo, en la premisa que mostramos a priori.
 Mario cuanta con el respaldo de la mayoría de legisladores del San Lázaro y la Cámara Alta, incluso, me atrevería a decir que, en términos de competitividad, Delgado superará a Muños Ledo.
 Seguramente el porcentaje incrementará— porque Mario Delgado realizó varios recorridos por la República Mexicana, a diferencia de Muños Ledo que le apostó al reconocimiento de su semblanza que sigue siendo importante, más no fundamental ni definitiva.
 Podemos destacar también que, en términos de presencia territorial, Mario supera a Porfirio; de hecho, continúa recorriendo parte del país; conviene recalcar que, ese ahí, donde se construyen las estructuras; caminando palmo a palmo es como se ganan las candidaturas; es ahí donde recoges las inquietudes de las principales bases; sus intereses, necesidades y proyectos.
 Esa entereza puede significar la diferencia.
 Finalmente consideramos que, Porfirio, le puesta más a la fragmentación de la militancia. Quiere llevar esa misma atención, incluso, convocó a que lo acompañen al INE para que se le reconozca su triunfo.  Eso para una figura de la trayectoria política de Muñoz Ledo es un disparate y una intransigencia porque las reglas del INE son claras.
 Desafiar las normas del INE, no lo fortalecerá, al contrario, puede ganar más detractores por su comportamiento terco. Hay que recordar que Morena atravesó por muchos claroscuros para llegar por fin a la renovación de su dirigencia; entonces, seguir atizando a la punga, le restará credibilidad y arrastre.
Mario Delgado se prepara desde el tercer intento y está a un paso de la dirigencia nacional del CEN de morena. La lógica así lo demostró.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.