El COVID-19 provocó que estudiantes se adaptaran a una nueva normalidad al momento de cumplir con sus obligaciones. Los alumnos dejaron de ir a las aulas para tomar sus clases desde casa, a través de la televisión; sin embargo, la realidad también demostró que no todos los niños o adolescentes tienen acceso a las herramientas necesarias, por lo que algunos profesores han hecho una gran labor para apoyar a su estudiantado, como Anahí Rico Hernández, maestra de Hidalgo.

Debido a la dificultad que muchos alumnos han encontrado para tomar sus clases a distancia, varios profesores han tomado la iniciativa de ayudar y Anahí es un ejemplo. Maestra de una escuela pública de Mineral de Reforma, en el estado de Hidalgo, Rico Hernández logró conseguir 15 televisiones para que sus estudiantes puedan tomar sus sesiones.

El trabajo de Anahí no lo realizó de forma aislada, pues ella reconoce que la ayuda de la sociedad fue vital para acceder a las televisiones y los complementos necesarios para hacerlas funcionar (antenas, decodificadores y diferentes cables), ya que varios de los aparatos eran modelos antiguos, que dejaron de ejecutarse de manera óptima con el llamado apagón analógico.

“Estas situaciones como la que estamos pasando con la contingencia nos enseña a que los docentes, como agentes de cambio, no podemos dejar de exponer todo de lo que carece el sistema educativo, pero también de lo que nosotros proponemos”, mencionó la maestra Anahí.

Después de convertirse en una experta en “conectar cables y cargar los canales” para que sus alumnos pudieran tomar sus clases, fue la propia maestra quien fue a los hogares a entregar las televisiones. “Ellos y ellas fueron los más felices”, remarca.

Tras la iniciativa de la profesora Rico Hernández otros maestros también se unieron para poder ayudar a sus alumnos de la misma manera: consiguiendo televisiones.

A los profesores, mencionó Anahí, también se les debe reconocer su capacidad de adaptación en esta época tan convulsa, aunque criticó la falta de preparación y la poca previsión de necesidades que se tendría.

“No se pensó en las necesidades porque muchas veces estamos tan ensimismados en nuestra propia lucha y necesidades […] por lo que las clases a distancia no se planeó bien, no se pensó, pero también creo que al profesorado tenemos muchas carencias actualmente, de forma virtual y presencial”, apuntó la maestra de Hidalgo.

Pese a las complicaciones para poder brindar clases y que los alumnos las tomen a distancia, Rico hizo énfasis en que los profesores se deben dar a conocer por lo que ofrecen. “Los maestros, hoy más que nunca, sabemos que somos agente de cambio en la sociedad, porque cambiamos el  mundo de una persona”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.