“La pasamos tensos y preocupados, no pudimos dormir por estar al pendiente de los animales”, dijo Ricardo Pimentel Cordero, el hombre que resguardó a 300 perros en su casa tras el paso del huracán “Delta”.

El hombre dice que hay muchas cosas que necesitan mejorar. “Necesitamos hacer más áreas de resguardo de cemento. Hay pérdidas materiales. Tras el paso del huracán nos dimos cuentas que nos falta mucho” , y exhortó a las personas a que se sumen a la ayuda para el mantenimiento del lugar pues sufrió, aunque menores, daños materiales.

“Hay demasiados árboles caídos, muchísimas hojas. No nos vamos a dar abasto nosotros solos”, expresó.

Debido al fenómeno meteorológico, el hombre, con ayuda de una joven estudiante de Veterinaria, han procurado la atención a los cientos de perros para quienes también piden apoyo para poder vacunar y bañar.

“Hemos estado sin luz ni señal. Estábamos muy tristes y desanimados. Lo que más ánimos nos da es ver a los animales felices”.

El hombre puso bajo su resguardo alrededor de 300 perros callejeros luego de que comenzara la ruta del huracán “Delta” por el sur del país.

Ricardo Pimentel Cordero publicó en sus redes sociales que iba a “llenar la casa de perros, así que va a haber una fiesta de popó, pero ni modo”, escribió.

El huracán “Delta” impactó en Puerto Morelos, Quintana Roo, a las 5:30 horas del miércoles y se degradó a categoría 2 durante la madrugada de ayer, así lo dio a conocer la Comisión Nacional del Agua (Conagua), por medio de su cuenta de Twitter.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.