En Morelia, un nuevo crimen repunta en las estadísticas dadas a conocer en la mesa de seguridad estatal, el robo de alimentos, un delito del cual no se tenía registro con anterioridad, informó el secretario del Ayuntamiento, Humberto Arróniz Reyes.

El funcionario municipal aseguró que el hurto de alimentos se fue al alza en el pasado mes de septiembre, tanto así que autoridades en materia de salud ya plantean una estrategia para mitigar este delito desconocido hasta el momento.

“Uno de los delitos que está creciendo es el robo de alimentos, que tiene que ver con un tema de hambre y desempleo, (…) era una asunto tan bajo que no entraba ni en las estadísticas, pero ya llegó a ser un tema preocupante”, lamentó.

Pese a que desconoció una cifra exacta del aumento en la incidencia o del total de robos cometidos en los últimos meses, precisó que estos se realizan sobre todo en las colonias populares del municipio por pandillas que se dedican a ello.

El modus operandi es el hurto en modalidad de asalto, donde los ladrones amenazan a los trabajadores de las tiendas de conveniencia y roban sobre todo productos no perecederos y enlatados.

Arróniz Reyes resaltó que el aumento es una consecuencia directa de la pandemia del Covid-19, entre el cierre de negocios y la falta de oportunidad laboral, la necesidad se agudiza, refirió.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.